Evitar navegación

SCG: OCHO AÑOS DE TRABAJO 2008-2016

Estimados afiliados

Como presidente de esta Asociación desde febrero del 2008, ha sido un honor y una gran satisfacción contar con el apoyo y la participación de la gran mayoría de los asociados, protagonistas principales, en la realización de los sueños y aspiraciones que nos trazamos al comenzar este período. Hoy contamos con más de 1700 asociados, cifra nunca antes alcanzada, y 15 filiales en Pinar del Río, Isla de la Juventud, La Habana, Mayabeque, Matanzas, Villa Clara, Cienfuegos (en gestión), Sancti Spiritus, Ciego de Ávila, Camagüey, Holguín, Nicaro, Moa, Granma y Santiago de Cuba; lo cual evidencia el interés de los trabajadores de las geociencias por formar parte de nuestra Asociación.

La SCG, siempre insistimos, son ustedes los asociados, con sus iniciativas y acciones desde el grupo hasta la filial; pero no se puede pasar por alto el papel que juegan los líderes, como lo demuestran los éxitos de las filiales Isla de la Juventud, Villa Clara, Ciego de Ávila, Camagüey, Holguín, Moa, y especialmente, Santiago de Cuba. En este sentido, debemos agradecer a los que tuvieron una participación incuestionable en los objetivos alcanzados estos años, a los presidentes: Martha Gutiérrez, Ofelia Pérez, Estrella Santa Cruz, Regino Leal, José Yparraguirre, Nicolás Vega y los expresidentes: Adis Rodríguez, Victoria Reyes y Ramón Peña; sin desdorar la contribución de Raiza Rey, Carlos E. Cofiño, Elio Elegiga, Isel María Delgado, Tatiana Tamayo y Francisco Serrano, así como de los restantes miembros de las Juntas Directivas de las filiales, a pesar que no lograron alcanzar el nivel de actividad de las arriba mencionadas.

En el Buró Ejecutivo Nacional, quiero reconocer en especial el trabajo desplegado por Kenya Núñez, Isabel Morales, Eric Escobar y Raydel Toirac; quienes han ocupado cargos directivos en el Buró durante estos años e hicieron posible estos logros con su dedicación, persistencia y esfuerzo cotidiano a favor de las mejores causas, sobre todo, en los momentos críticos, que no fueron pocos. Roberto Sánchez, Roberto Gutiérrez, Rafael Falero, Adis Rodríguez y otros colegas participaron de esta etapa, aunque limitados por diferentes causas. También trabajaron junto a nosotros: Mercedes Valdivia, Elia Suárez, Nora Díaz, Raúl Rodríguez, Luis Manuel Rodríguez, Arsenio Barrientos y Gloria Arenas, cuyos aportes al buen desarrollo de la SCG son fundamentales. Pero insisto, los mencionados no hubieran podido lograr nada sin el apoyo de la mayoría de los asociados. Es imposible dejar de reconocer el apoyo incondicional de algunos directivos del MINBAS y del MINEM, que tuvieron fe en la misión de nuestra Asociación y cooperaron sistemáticamente con nosotros: Yadira García, Antonio de los Reyes, Iván Martínez y Yuri Viamontes, a los cuales estamos muy agradecidos.

Las líneas de trabajo que nos propusimos para estos años, estaban encaminadas a dar continuidad y profundizar la plataforma operativa creada por las directivas anteriores; que nos legaron una asociación organizada y coordinada, con una estructura nacional coherente y funcional. Ellos crearon también el sistema nacional e internacional de las convenciones, que hasta el año 2015 ha funcionado de tal manera que, cada vez más, se han convertido en el motor impulsor del desarrollo de la ciencia y la tecnología en nuestra asociación. A esto se añade el no menos importante sistema de celebraciones, festividades, aniversarios, premios y concursos que han acompañado y sazonado la vida social de esta organización.

Nuestra misión en estos ocho años ha sido, sobre todo, no dejar que languidecieran las ideas que sirvieron de fundamento a la creación de nuestra Asociación; a las que incorporamos algunos elementos tales como: la campaña pública de promoción de las Ciencias de la Tierra; el desarrollo de una cultura popular de la prevención ante los peligros naturales --tanto geológicos como derivados del cambio climático--; el perfeccionamiento y ampliación del sistema de eventos científicos de base patrocinados por nuestra asociación y la participación en eventos de terceros; el rescate de los Círculos de Interés y otras iniciativas para la promoción de nuestras carreras; el apoyo concreto a las escuelas de geología, geofísica y minería; el fomento del conocimiento mediante exposiciones itinerantes y muchas acciones más. También mantuvimos la publicación del boletín a nivel nacional y apoyamos los boletines electrónicos de las filiales, impulsamos el perfeccionamiento del contenido del Portal de Internet de la SCG y concretamos el sueño de disponer en Cuba de una revista científica de alta calidad, representada por el Anuario de la Sociedad Cubana de Geología. Sin embargo, nuestro objetivo mayor ha sido, rescatar el orgullo personal que debe significar el ser un profesional cubano de la geología, minería, geofísica y ciencias afines.

No menos importante fueron las iniciativas para la organización interna de la Asociación, mediante el perfeccionamiento de los reglamentos, procedimientos y los controles económicos; de la vida interna de los grupos, las filiales y del Buró Ejecutivo Nacional. Aunque estos son asuntos que han de continuar mejorándose.

Entre todas estas tareas se pueden puntualizar las más relevantes:

  • Se elevaron a un nivel superior las celebraciones del aniversario de la fundación de la SCG (24 de febrero), del día del geólogo (24 de octubre) y la jornada del día de la ciencia cubana (15 de enero), con actos solemnes, festejos, exposiciones y eventos científicos, tanto en las filiales como en el ámbito nacional. En particular se llevó a cabo una campaña nacional por el 35 aniversario de la fundación de nuestra organización.
  • Se profundizó la emulación entre filiales para estimular el buen trabajo de las mejores, resultando Santiago de Cuba, Holguín, Villa Clara, Isla de la Juventud y Camagüey las que fueron galardonadas en más ocasiones.
  • Se celebraron la III, IV, V y VI Convención de Ciencias de la Tierra y exhibición Geoexpo, con la participación de 800 a 900 asociados de todas las filiales y entre 100 y 200 delegados extranjeros, cuidando de mantener la calidad de las ponencias y exhibiciones. En estos eventos se dictaron conferencias por especialistas invitados sobre temáticas que aportaron conocimientos científicos y tecnológicos de punta. Las exhibiciones fueron creciendo en importancia hasta convertirse en un importante foro de promoción institucional, de servicios y negocios.
  • Se han celebrado las reuniones anuales de la Junta Directiva Nacional y, coincidiendo con las convenciones, la Asamblea General cada dos años.
  • Se han organizado dos excursiones nacionales, una al Pico Turquino y otra a Guamuhaya; más otras realizadas por las filiales a sitios de importancia histórica, geográfica y geológica.
  • Se ha mantenido un control estricto de la documentación económica y de todo tipo, tanto a nivel de filiales como nacional, actualizando los listados de miembros; aunque en este acápite queda mucho por mejorar. Sin embargo, al concluir este mandato quedan en fondo mucho más recursos financieros que los existentes ocho años atrás.
  • Durante el período recibimos cuatro auditorías del órgano de relación, una de ellas de carácter especial, de las cuales surgieron principalmente señalamientos formales y de procedimiento. La última este año con la calificación de aceptable.
  • Se continuó publicando el boletín de la SCG, añadiendo la versión en formato digital que se coloca en la red de ciencias del CITMA, con noticias del trabajo de las filiales, de las geociencias en general y ensayos o notas técnicas. En particular se procuró que los boletines recojan los hitos principales de la vida e historia de la asociación.
  • Se mejoró el diseño, estructura y contenido del Portal de Internet de la SCG (www.scg.cu), haciendo posible su actualización remota; el cual solo en el 2015 ha recibido más de 65 000 visitas.
  • Se continuó la recopilación y distribución de publicaciones científicas, documentales y materiales científicos y educativos, que se pusieron a disposición de todos los miembros, y del país en general, mediante la red de Centros de Información del CITMA, las bibliotecas y universidades. Para darle carácter permanente a esta tarea, se apoyó la creación de una biblioteca digital cubana de geociencias que está colocada en la red de ciencia de Cuba.
  • Se imprimieron libros, folletos, carteles y otros materiales educativos, relacionados con la prevención de desastres naturales; en alianza con otras instituciones, fundaciones, sociedades y donantes. Estos materiales llegaron hasta las comunidades más amenazadas, logrando reproducirse varios miles de copias de los nueve folletos y varios carteles de la serie Protege a tu familia de… También se impartieron charlas y conversatorios con la población para promover la preparación anticipada ante los peligros naturales de origen geológico y vinculado al cambio climático.
  • Para promover las geociencias al servicio de la sociedad y el desarrollo, durante estos años se produjeron libros, carteles, pulóver, documentales, spots de bien público, trabajos periodísticos y video debates. También se organizaron dos exhibiciones itinerantes que han venido recorriendo todo el país: una sobre el Trienio del Planeta Tierra (2008-2009) con el slogan “Geociencias para la Sociedad” y otra sobre las múltiples aplicaciones de las tecnologías de Teledetección Satelital (2013-2015) con el lema “Cuba, una mirada desde el espacio”.
  • Se continuó la divulgación entre los jóvenes de las carreras de geología y minería, se participó activamente en la reapertura de la carrera de ingeniería geofísica; logrando un incremento de la matrícula en todas ellas. Estas escuelas se apoyaron mediante la donación de libros, revistas, mapas y DVD-ROM con materiales científicos y educativos. Como parte de esta campaña se rescataron los Círculos de Interés y otras acciones de orientación vocacional para niños y jóvenes de nivel primario, secundario y preuniversitario.
  • Se mantuvieron los concursos con premios en las filiales y a nivel nacional, tanto para niños (La Tierra está Viva) como para jóvenes y los asociados (Geofotos y Anécdotas), que han logrado un buen nivel de participación.
  • Se incrementó sustancialmente la presencia de la SCG y de las geociencias, en la prensa escrita, radial, televisiva y en internet, tanto a nivel nacional, como provincial y municipal.
  • Se montaron stands que divulgaron el perfil y objetivos de la SCG en los eventos de Desastres, Medio Ambiente, Educación de las Ciencias, Ciencias del Mar, Universidad 2016, Jornadas de las Ciencias y Feria del Libro, tanto a nivel nacional como de las filiales.
  • Se mantuvieron los contactos con organizaciones internacionales relacionadas con las geociencias y la prevención de desastres naturales, entre otras: UNESCO, UNICEF, SAVE THE CHILDREN, ACNU, IUGS y PNUD.

Los logros alcanzados y el nivel de actividad lograda por nuestra Asociación hasta hoy, han de servir de base para desarrollar una nueva plataforma de trabajo hacia el futuro. Los que continúan y los nuevos que se incorporan a posiciones directivas en nuestra querida organización, tanto en las filiales como en el Buró Ejecutivo Nacional, tienen tras sí un camino recorrido, y por delante, una ruta donde implementar y mejorar el ejemplo que hoy ponemos en sus manos. El relevo de posta es una realidad inevitable. Nosotros, los que llegamos hasta aquí, les entregamos un tesoro muy querido, con la esperanza de que sepan cuidarlo y dedicarle los esfuerzos que merece una tarea tan hermosa. No permitan que la incomprensión y las dificultades socaven su entusiasmo, pues esta honrosa tarea siempre será más grande que todas las vicisitudes con que seguramente matizarán su camino. Tenemos fe en que la Sociedad Cubana de Geología seguirá manteniendo en alto el prestigio ganado por nuestra profesión.

Con un fuerte abrazo

Manuel A. Iturralde Vinent
Presidente SCG (2008-2016)