Evitar navegación

35 Aniversario de la Sociedad Cubana de Geología

La Sociedad Cubana de Geología es una consecuencia directa de la creación, en 1962, de la primera Escuela de Geología en Cuba, que tuvo su sede en el edificio Felipe Poey y Aloi de la bicentenaria Universidad de La Habana.
En esas aulas se reunieron profesores cubanos y extranjeros en un claustro que pocos años después, lograba la graduación de los primeros licenciados cubanos en geología.
Aquellos graduados, e incluso algunos estudiantes, participaron en la fundación de una serie de instituciones fundamentales para el desarrollo científico y social de nuestro país, como son el Instituto Cubano del Petróleo, el Instituto Cubano de Recursos Minerales, el Fondo Geológico, el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, la Academia de Ciencias de Cuba, y el Instituto de Geodesia y Cartografía, entre otras entidades precursoras.
Es por eso que, tan temprano como en los años 1968 y 1969, algunos geólogos de la antigua generación y recién graduados de la carrera de geología, comenzaron a gestar la creación de nuestra asociación. Gracias a ellos estamos aquí reunidos hoy para celebrar el 35 aniversario de aquella hermosa idea, proceso que cristalizó el 24 de febrero de 1979.
Los primeros directivos de nuestra sociedad fueron: Francisco de Albear y Franquis, Antonio Calvache Dorado y Alfredo de la Torre y Callejas, que ya no están con nosotros, junto a Gustavo Echevarría Rodríguez y Rafael Segura Soto, conducidos por nuestro presidente fundador, el siempre bien recordado: Gustavo Furrazola Bermúdez.
La Sociedad, que desde siempre tuvo una vocación científica, empezó por organizar conferencias, talleres, simposios y congresos dedicados a la geología, la minería y la geofísica, con vistas a fomentar la superación profesional y técnica de los afiliados; eventos que se celebraron en todas las provincias, creando así una importante tradición que no existía antes de fundada nuestra asociación.
El primer evento celebrado el año 1981 en la sede de la Academia de Ciencias, fue denominado "I Simposio de la Sociedad Cubana de Geología" donde se presentaron 64 ponencias. Estos encuentros científicos se sucedieron a nivel provincial y nacional, para con el tiempo adquirir carácter internacional, cuando tuvo lugar la celebración del Primer Congreso Cubano de Geología en 1989, el Primer Simposio Nacional de Minería en 1996 y el Primer Congreso Cubano de Geofísica en el 2000.
A estas actividades científicas se añadieron celebraciones de fechas relevantes, concursos, y otras iniciativas que fueron ampliándose en variedad, número de asistentes y dispersión geográfica, en la medida que crecía la membrecía y se crearon filiales en los territorios fuera de La Habana.
Primero se fundaron las filiales precursoras en Pinar del Río y Santiago de Cuba, a las que se añadieron las de Isla de la Juventud, La Habana, Matanzas, Villa Clara, Ciego de Ávila, Camagüey, Holguín, Nicaro, Moa, Granma, Mayabeque y Sancti Spiritus.
Este crecimiento, en términos numéricos, representa que hoy somos más de 1700 asociados, tanto profesionales como técnicos y estudiantes, desde el tercer año; un rasgo distintivo de nuestra asociación. Las especialidades de los miembros incluyen: geología, geofísica y minería, y otras afines, tales como: perforación, topografía, metalurgia, biología, geografía, matemática, informática, física y química, entre otras.
Desde los mismos inicios se establecieron una serie de premios, concursos y comenzaron a publicarse noticias y cartas informativas, las cuales, a partir de 1983, se convirtieron en los Boletines de la Sociedad Cubana de Geología, que recogen lo más destacado de la vida social y científica de nuestra asociación, constituyéndose en una fuente esencial para conocer nuestra historia, legado invalorable para las futuras generaciones, que ahora está disponible en la internet.
Durante el transcurso de los años, nuestra asociación amplió su visión y procedió a organizarse mejor, tanto a nivel nacional como en las filiales. Esta nueva visión incluyó un accionar más amplio dirigido hacia la sociedad cubana en general, con la divisa: "Ciencias de la Tierra al servicio de la Sociedad y el Desarrollo".
Tomando este principio como sustentación, se alcanzaron una serie de resultados que con orgullo podemos presentar ante ustedes. Estos son:
 - La SCG fue la promotora de la más importante celebración de nuestra profesión: el "Día del Geólogo Cubano", que se ha vuelto una tradición que comenzó a conmemorarse el 24 de octubre de 1984, a partir de una propuesta presentada en 1982 ante el Sindicato y el Ministerio de la Industria Básica.
 - Cada año se vienen celebrando actos solemnes y encuentros científicos con motivo del aniversario de la fundación de la sociedad, el día del geólogo y la jornada por el día de la ciencia cubana. También se organizan festejos, charlas, video-debates, encuentros científicos, y excursiones a lugares de importancia geográfica y geológica.
 - Con el propósito de dar a conocer nuestro trabajo, se han establecido y mantenido tres portales de la SCG en internet, uno dedicado a los boletines, otro a promover la Convención y publicar las memorias de las mismas y otro dedicado a presentar las noticias y documentos que reflejan la vida interna de nuestra asociación.
 - Un interés especial de nuestra sociedad ha sido mantener informados a los miembros sobre la vida interna y las noticias nacionales e internacionales que puedan ser de su interés, para lo cual se creó una red de internet que distribuye correos electrónicos a todos los asociados.
 - Además, se realizan compilaciones de artículos, libros y documentales sobre diversas temáticas relacionadas con nuestra profesión, que se han puesto a disposición de las filiales. Estos materiales se han entregado a las bibliotecas provinciales y la Biblioteca Nacional "José Martí"; a los Centros de Documentación e Información Científico-Técnica del CITMA; a las bibliotecas de las universidades y a aquellas de los centros de estudios pedagógicos del MINED.
 - De esta manera se ha puesto a disposición de todos: información científica, de promoción de las geociencias y sobre prevención de desastres naturales.
 - En este aspecto, me es grato comunicarles que ahora disponemos de la Biblioteca Digital Cubana de Geociencias, gracias a la colaboración fraternal de CITMATEL y el IDICT, para poner a disposición de todos, la más completa bibliografía cubana de Ciencias de la Tierra, donde se pueden consultar cerca de 1 500 libros, artículos, revistas y mapas en formato digital. Esta es una contribución esencial para el desarrollo de la ciencia cubana, en cuya compilación han colaborado muchos de nuestros miembros.
 - Para contribuir a la prevención de los desastres naturales que nos amenazan, la sociedad ha desarrollado una amplia campaña educativa nacional a través de la publicación de folletos y carteles, documentales, spot y en especial, materiales educativos representados por ocho folletos y carteles de la serie "Protege a tu Familia de...", logrando que estos materiales lleguen hasta las comunidades más amenazadas.
 - En este proceso hemos tenido la colaboración de distintos programas de las Naciones Unidas, de la Unesco, de otras organizaciones no gubernamentales y de una variedad de instituciones del estado cubano. Hoy se está preparando un libro para la educación secundaria, en coordinación con la Defensa Civil y el MINED, a fin de preparar a nuestros ciudadanos para convivir y enfrentar las consecuencias del Cambio Climático y otros peligros naturales.
 - A fin de lograr un reconocimiento general de la importancia de nuestras profesiones, se ha realizado una amplia promoción de la vinculación de las geociencias con el desarrollo de la sociedad, mediante el financiamiento y/o distribución de libros, carteles, documentales, cortos de bien público, trabajos periodísticos, video debates, entre otras vías, cuyo impacto ya se nota en la población cubana. En este empeño nos han acompañado los periodistas y medios de comunicación de la prensa nacional, provincial y municipal, a los cuales estamos muy agradecidos.
 - Como parte de este programa de divulgación de las geociencias, se han convocado y celebrado concursos anuales tanto para niños (La Tierra está viva) como para los asociados (Geofoto y Anécdotas), con un buen nivel de participación y calidad de las contribuciones.
 - A tono con este proceso, se han rescatado los círculos de interés y otras acciones de orientación vocacional, dirigidas al nivel primario, secundario y preuniversitario, sobre las carreras de geología, geofísica y minería.
 - Un logro incuestionable de la sociedad ha sido la reapertura de la carrera de Ingeniería Geofísica en el ISPJAE, en estrecha colaboración con el MINBAS y el MES, carrera que hoy tiene una extensa matrícula y ha de garantizar los futuros profesionales que necesita nuestro país en esta especialidad.
 - No menos importante ha sido la colaboración de la sociedad con las escuelas de geofísica y de geología, (tanto del Instituto Superior Minero-Metalúrgico de Moa, como de la Universidad "Hermanos Saiz" de Pinar del Río), materializada en la donación de mapas, libros, revistas, medios digitales y otros materiales docentes.
 - También se han montado exhibiciones de promoción de las geociencias y sobre la prevención contra desastres en los eventos de temáticas relacionadas, tales como Congreso de Desastres, Convención de Medio Ambiente y Desarrollo, Congreso Didáctica de las Ciencias, Congreso Ciencias del Mar y los Festivales de la Ciencia que se organizan con motivo del 15 de Enero. El Pabellón de las Ciencias de ExpoCuba y la Feria Internacional del Libro también se han hecho eco de esta iniciativa.
 - Para incentivar el trabajo de nuestros asociados, hemos mantenido un activo proceso de reconocimiento anual a las filiales más destacadas, a través de un sistema de premios. Sin embargo, nada premia el trabajo abnegado de los directivos de las filiales y sus miembros, que realizan toda esta labor desinteresadamente, sacrificando su tiempo libre, y en no pocas ocasiones, a expensas de sus propios recursos, pues solo tres personas son trabajadoras profesionales.
 - Un aspecto muy destacado de nuestro accionar como asociación, desde el año 2005, es la organización de las Convenciones Cubanas de Ciencias de la Tierra y Exhibiciones Asociadas, con un carácter internacional, las cuales han contado con una amplia participación de asociados de todas las filiales y delegados extranjeros, cuyo aporte a la ciencia, a la economía y a la confraternización entre los asistentes ha sido reconocida ampliamente todos estos años. Gracias a estas convenciones y los eventos precursores, las geociencias en Cuba han ganado en vigencia y empuje, aún en los momentos más difíciles del Período Especial.
 - Las Convenciones incluyen los congresos de geología, geofísica, minería, petróleo, geoinformática, y como parte de las mismas, se han celebrado excursiones, cursos, simposios y mesas redondas. También han servido de sede para que algunas organizaciones internacionales celebren sus encuentros, hecho que ha prestigiado estos eventos.
 - Desde hace más de dos décadas las memorias de los Congresos y Convenciones, han sido opciones que han tenido los geocientíficos cubanos para publicar sus resultados, por el bien de la ciencia y su desarrollo profesional. Este año se ha comenzado a editar el Anuario Científico de la Sociedad, para proveer a los asociados de una revista de alta calidad, donde vean la luz una selección de las ponencias que hayan sido presentadas a las convenciones.
 - Estas reuniones científico-técnicas han sido un motor del desarrollo científico cubano en nuestras especialidades, logro importantísimo en sí mismo, al que se añade la asistencia de una amplia representación de instituciones cubanas y extranjeras, que ha favorecido la concertación de proyectos conjuntos de investigación tanto nacionales como internacionales, y la realización de negociaciones entre empresas cubanas y con empresas extranjeras.
 - Por eso estas convenciones se han convertido en un foro de referencia internacional para estrechar las relaciones profesionales entre los diversos factores involucrados en el desarrollo de la ciencia, la educación superior, la economía y el bienestar ciudadano de nuestras naciones del Caribe y América Latina.
 - Ante todos estos resultados, se puede afirmar sin temor a error, que la Sociedad Cubana de Geología ha jugado un papel esencial desde su fundación, por su multifacética contribución a que las Ciencias de la Tierra estén al servicio de la sociedad y el desarrollo.
No debemos dejar de mencionar en esta relación de los beneficios que ha prestado nuestra asociación al país y a la ciencia en general, un aspecto fundamental, que son las relaciones humanas y la solidaridad. El accionar cotidiano de nuestra membrecía ha sido un factor de cohesión y fraternización, que ha permitido desarrollar nuestras capacidades, tanto profesionales como personales, y mantenernos en estrecho contacto como parte de un colectivo unido, sobre la base de una ética basada en la solidaridad y la armonía.
En este sentido ha sido fundamental la labor de algunos fundadores, y de otros que se han ido incorporando en el camino, cuya dedicación sistemática y continuada al trabajo de la sociedad, ha hecho posible todos estos logros, por lo cual han sido seleccionados para recibir una distinción conmemorativa de este 35 aniversario.
Muy transcendental en el grado de operatividad que hoy disfruta nuestra asociación, es el disponer de un local, primero en el Instituto de Geología y Paleontología, después en nuestra sede actual dentro del Museo Nacional de Historia Nacional, institución a la cual agradecemos habernos acogido con tanta hospitalidad.
También nos han prestado su cooperación varias instituciones, tales como el Instituto Superior de Diseño, la Defensa Civil, la Academia de Ciencias de Cuba, la Unión GeoMinSal y sus delegaciones territoriales, el Instituto de Geología y Paleontología, la Unión Cubapetróleo, el Centro de Investigaciones del Petróleo, el Centro de Investigaciones para la Industria Minero-Metalúrgica, la Unión del Níquel, las delegaciones del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente y sus delegaciones territoriales, el Museo Nacional de Historia Natural, el Ministerio de Educación Superior, la UNAICC nacional y sus delegaciones, el Ministerio de Energía y Minas, y la Televisora Mundo Latino, entre muchas otras.
Para concluir esta declaración con motivo del 35 Aniversario de la Sociedad Cubana de Geología, quisiera enfatizar que nuestros sueños más preciados están en las manos de las futuras generaciones, de nuestros miembros jóvenes y de los estudiantes que hoy cursan carreras vinculadas a las ciencias naturales y exactas.
A ustedes entregamos una sociedad madura y con un conjunto de realizaciones consagradas por el tiempo y el esfuerzo de aquellos que representamos a las generaciones más adultas.
Aspiramos a que se puedan continuar realizando, diversificando y superando los resultados que aquí hemos presentado a nombre de todos aquellos que el 24 de febrero de 1979 fundaron nuestra asociación, y de los que hemos seguido esforzándonos para darle continuidad a esos sueños.
Nuestro país está hoy en un proceso de cambios acelerados, de renovaciones y rescate de algunos de los logros de los últimos cincuenta y cinco años, que no pueden dejarse perder. Somos herederos de las batallas y sueños que el 1 de enero de 1959 permitieron refundar nuestra nación, gracias a lo cual hoy hemos alcanzado la convicción de que sin la Revolución no hubiéramos podido ser partícipes de esta gloriosa historia.
Los que vamos de retirada llevamos en nuestros corazones la inmensa satisfacción de haber contribuido sincera y honestamente al bienestar del pueblo cubano. Por eso, aquellos que asuman la dirección de la sociedad en el futuro, tanto del buró nacional como de los buroes territoriales, tienen la misión de no dejar que se pierdan las tradiciones que hemos forjado en estos 35 años, y sobre todo, estar preparados para enfrentar los sacrificios, obstáculos e incomprensiones que toda obra de bien trae aparejados.
Nosotros confiamos en ustedes.

Manuel A. Iturralde Vinent
Presidente SCG